COMUNICADO CONJUNTO: DÍA DE LAS MANOS ROJAS “LA PAZ SE CONSTRUYE GARANTIZANDO LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS, NIÑAS, ADOLESCENTES Y JÓVENES”

Este 12 de febrero en conmemoración del “Día Internacional de las Manos Rojas”, recordamos al gobierno, a la sociedad y a los grupos armados legales e ilegales, el compromiso de ponerle FIN AL RECLUTAMIENTO Y USO DE NIÑOS, NIÑAS, ADOLESCENTES Y JÓVENES. Esta situación que en Colombia, pese al Acuerdo Final entre el Gobierno y las FARC EP, persiste en diferentes regiones ante la presencia de grupos armados ilegales entre los que se encuentran el ELN y el EPL, grupos armados postdesmovilización paramilitar y disidencias de las FARC-EP que actualmente insisten por permanecer y fortalecerse en algunos territorios.

A lo anterior, se suma la débil presencia del Estado y la precariedad en el acceso a derechos fundamentales tanto en sectores rurales como urbanos que históricamente han sido afectados por la desigualdad social, la corrupción institucional y la poca efectividad de programas orientados a prevenir todo tipo de violencias hacia los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

Según el Registro Único de Víctimas, a enero de 2018, el país reporta 8.625.631 personas víctimas del conflicto, de los cuales 2.499.584 son niños y niñas.[1] Así mismo, en lo que se refiere a las personas menores de 18 años desvinculadas de grupos armados ilegales que han pasado por el programa especializado del ICBF, desde el año 1999 a septiembre de 2016 la cifra ya supera las 6.073 víctimas de reclutamiento ilícito por parte de distintos grupos armados organizados al margen de la ley.[2]

Por esta razón, en el actual escenario de postacuerdo entre las FARC EP y el Gobierno de Colombia, las organizaciones acá firmantes hacemos el siguiente llamado a los distintos actores de la sociedad colombiana:

  1. A los representantes tanto del Gobierno Nacional como del Ejército de Liberación Nacional (ELN), a que retomen los diálogos de paz en la Mesa de Quito luego de haberse levantado el cese al fuego y hostilidades; y puntualmente al ELN, para que se abstenga de generar más violencias hacia los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, deje de reclutarlos y, como un gesto significativo de su voluntad de paz, entregue a los que actualmente mantiene en sus filas. Igualmente, y en coherencia con las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño y del Secretario General de las Naciones Unidas, instamos a que cese toda campaña cívico-militar por parte de la fuerza pública.
  2. Al gobierno y al Estado Colombiano para que prioricen dentro de sus estrategias de seguridad, acciones orientadas a la inversión y fortalecimiento institucional y social, más allá de la presencia militar y de la fuerza pública en los territorios, y a que se revise la política actual de reclutamiento de jóvenes a las fuerzas militares de Colombia, generando otras oportunidades de liderazgo juvenil para la paz. Al igual que, reiteramos el llamado a la firma y compromiso con la Declaración Internacional de Escuelas seguras.
  3. A los actuales candidatos y candidatas a la Presidencia de la República para que en sus planes de gobierno prioricen la implementación integral del Acuerdo Final y el fortalecimiento de políticas públicas de protección a niños, niñas, adolescentes y jóvenes teniendo en cuenta los territorios y poblaciones más afectadas por las dinámicas del conflicto armado con un enfoque incluyente de los sectores indígena, afrocolombiano y campesino.

La paz se construye desde la inclusión social, desde las voces y la participación de poblaciones tradicionalmente excluidas de los espacios de participación. Pero además, garantizando los derechos de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en cada uno de sus entornos territoriales y cotidianos.  Por esta razón les invitamos a que hoy, 12 de febrero se unan y propongan diferentes actividades de conmemoración, reflexión y sensibilización sobre la manera como actualmente el conflicto armado en Colombia sigue afectando a nuestra niñez y juventud.

La paz se construye garantizando los derechos de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes

Puede seguir de cerca esta versión de conmemoración en sus redes sociales con el hashtag: #DiadelasManosRojas